Malasia. Kuala Lumpur y Kota Kinabalu. Segunda Parte y Resumen

Muchas veces cuando pensamos en hacer un viaje por libre, no sabemos qué podemos hacer para disfrutar al máximo de nuestro destino. Comparto con vosotros mi propio viaje por si puedo ayudaros con algunas ideas.

Resumen y propuesta:

Viaje a Malasia durante 9 días (contando vuelos)

Día 1: vuelo Madrid- Kuala Lumpur

Día 2: Turismo centro de Kuala Lumpur

Día del 3 al 6: Escapada a Kota Kinabalu, actividades varias como buceo y relax

Día 7 y 8: Turismo en Kuala Lumpur

Día 9: regreso a España.

Salida el viernes desde Madrid, con Emirates vía Dubai (escala de 4 horas). Suelo coger vuelos con escalas más pequeñas, pero en esta ocasión, el precio lo merecía.

Llegada el sábado a Kuala Lumpur por la tarde. Ese día aproveché un poco para ir a la piscina del hotel, cenar y descansar. Nos alojamos en el Sama Sama Hotel

El domingo si lo aprovechamos para hacer turismo y callejear por el centro. Esa semana que estuvimos se celebraba el nuevo año chino, por lo que toda la ciudad estaba ambientada con farolillos y muchas luces.

Lugares destacables para visitar: Barrio Chino, especialmente la calle Jalan Petaling, Mercado central de Kuala Lumpur, Merdaka Square, Art Gallery, Edificio Sultán Abdul Samad y muy cerquita está Little India.

Nosotros hicimos todo el trayecto andando, pero si no quieres hacerlo a pie, puedes coger un taxi, negocia el precio!

(podéis leer la entrada de Malasia 1ª parte)

Aqui empieza la segunda parte

El lunes por la mañana nuestro destino estaba en Kota Kinabalu. El año pasado descubrimos el snorquel en la barrera de coral en Cairns y nos entró el gusanillo de probar el buceo. Como no sabía si podría hacer el curso de PADI, decidimos hacer un bautismo.

El día que llegamos al hotel (Pacific Sutera Hotel, un complejo, con actividades y restaurantes, para los amantes del golf, deciros que tenía muy buena pinta el campo al lado del mar) nos comunicaron que teníamos que esperar casi una hora para poder entrar a nuestra habitación. Como no estábamos dispuestos a esperar en el hall nos fuimos a la piscina y estuvimos disfrutando de varios cócteles. Cuando se decidieron a permitir nuestro acceso, ya habíamos perdido casi toda la mañana.

Lo bueno que tiene el hotel, es una zona para disfrutar de actividades acuáticas. Nosotros nos decantamos por probar la moto de agua y el parasailing, aunque no muy recomendable si tienes vértigo y lo único que puedes apreciar es que estás atado a una cuerda con a un nudo bastante dudable…

Al final, me relajé y disfruté del paseo. Lo que realmente me encantó fue la moto de agua, aunque Paco iba con miedo, decía que iba como una loca 😉 y que fuera más despacio.

IMG_2465.JPG
Resumen de actividades

Al final del día cenamos en el chiringuito del hotel junto a una puesta de sol expectacular. Esto sí que es un lujo

El martes era el día que habíamos quedado con Nev, el instructor de Dive Liquid Adventure. Un amigo de Paco nos lo recomendó, decía que era muy bueno y él mismo había estado 3 o 4 veces.

Resultó todo un acierto. Nev es un chico super paciente y atento, hicimos 4 inmersiones hasta los 12 metros, y en zonas que no podríamos haber imaginado.

IMG_2367
Nev con mucha paciencia enseñándome a bajar y a evitar el dolor de oidos

A pesar de que en el bote íbamos unas 10 personas, Nev estuvo solo con nosotros, por lo que fueron unas clases muy personalizadas.

Por la tarde, estábamos tan cansados que fuimos a cenar al centro de KK. Cuando preguntamos en recepción dónde ir, nos miraron con cara rara, nos recomendó un mercado nocturno y allí que fuimos.

La verdad es que los mercados cada día me gustan menos, la mezcla de olores de comida cruda, junto con los que están cocinando, me revuelven muchísimo. Salí de allí lo más rápido que pude. Cuando caminamos hacia otra zona lejos del mercado, encontramos un pequeño paseo marítimo con bares, restaurantes y unas cuestionables chicas que daban masajes de piernas (todo un dolor-placer). Cenamos en el Irish Shamrock Bar & Restaurant, el fish and chips muy recomendables. Había música en directo.

El miércoles decidimos descansar en el hotel, ya habíamos visto “todo” lo que nos ofrecía el centro de Kota que no era mucho.
Un poco de gimnasio, piscina, chiringuito con cócteles y nachos eran más que suficientes para que la jornada fuera perfecta. Por la noche fuimos a la bolera del hotel y nos reimos tanto que hasta alguna bola la lancé hacia atrás. Todo un espectáculo.

El jueves por la mañana teníamos el vuelo de regreso a Kuala Lumpur, y después de comer en el hotel, hicimos lo que más nos gusta: patear la ciudad hasta que los pies dicen basta!

Nos dirigimos a conocer lo más emblemático, las torres Petronas. Como Paco ya había estado en Kuala Lumpur como 12 veces, dejé que me enseñara lo que no aparece en las guías. La vista más recomendable que puedo daros es la que tuvimos desde el hotel que está enfrente a las Petronas, el SkyBar en Traders Hotels. Un bar con piscina (hay que adaptarse a la humedad que hay allí dentro), donde merece muchísimo la pena ver cómo cae la tarde y las Torres se iluminan.

Cuando salimos de allí era ya de noche y anduvimos por las fuentes de la plaza, y recorriendo los alrededores hasta llegar al Havana Bar & Grill, un restaurante que a Paco le gusta bastante, está en una zona con muchos restaurantes y bares, por lo que tiene mucha vida.

IMG_2948
Havana Bar & Grill

Al día siguiente el tiempo no nos acompañó. Quería conocer las cuevas Batu, solo las había visto por fotos en blogs.
Cuando llegué allí me parecío magestuoso, lo que no me molaba mucho era lo de los monos, había muchísimos y los cabritos te quitaban lo que llevabas en las manos, a mi se me subieron y uno casi me abre la mochila, por suerte me los quité de encima. Todo esa discusión con el primate en medio de una escalitana infernal y con lluvia. Solo podía persar que la caída iba a ser dura 😉

Al llegar a lo más alto me sorprendió lo poco cuidado que lo tienen, me dio mucha pena que algo tan maravilloso estuviera tan olvidado. Con el potencial que tienen, no saben aprovecharlo. La realidad es que me decepcionó un poco.

Después de buscar una zona para comer y con la lluvia sin cesar, entramos en varios centros comerciales, el que más me llamó la atención fue el Berjara Times Square, no hay nada igual. 15 plantas de centro comercial, y en dos de ellas un parque temático: una montaña rusa y todo tipo de atracciones. Como íbamos los dos solos me daba apuro entrar, pero lo hubiese hecho!

IMG_2555.JPG

También cogimos el monorail haciendo varias paradas para ver calles y templos preciosos.

Después de hacer compras de última hora y con la noche echada encima, volvimos al hotel tan agotados que pedimos algo de cena en la habitación y perdimos el conocimiento rápidamente.

Llegó el sábado y con él el fin de nuestras vacaciones. Mi valoración general es muy buena, disfrutamos mucho, y ya podemos poner una cruz a otro destino.

Gracias 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s